Abierto el plazo para pedir ayudas para instalar placas fotovoltaicas en viviendas y comunidades de vecinos de Gran Canaria

19 jun 2018

El Cabildo ha abierto el plazo para solicitar sus primeras ayudas para instalar placas fotovoltaicas en viviendas para autoconsumo energético con el sol como fuente limpia y asequible con una partida de 150.000 euros para sufragar hasta la mitad del proyecto, una oportunidad que no deben perder quienes ya piensan en las ventajas de nutrirse del sol, tal como hacen los hogares de Alemania o el Reino Unido aún sin un clima tan benigno como el de Gran Canaria.

Se trata de la primera experiencia de ayudas para promover la instalación de energía solar en viviendas del Cabildo y la pueden solicitar propietarios y comunidades de vecinos en el enlace el Consejo Insular de la Energía de Gran Canaria https://sede.energiagrancanaria.com/ hasta el 31 de diciembre.

A esta ayuda inicial seguirán otras, no solo para viviendas, también para empresas, pues el objetivo es democratizar la energía y que los particulares se nutran de energías limpias como el sol y, con todo, disminuir la importación de petróleo a Gran Canaria, donde entran nada menos que 1.200 millones de toneladas al año que pueden reducirse a la mitad con las medidas propuestas en el estudio que encargó el Cabildo al catedrático Roque Calero y con la implicación de todas las partes: instituciones, empresariado, comunidad científica y ciudadanía.

Las ayudas previstas en esta convocatoria pueden llegar hasta 3.000 euros para una instalación de hasta 3.000 vatios de potencia a razón de un euro por vatio. El coste de la instalación varía según el tipo de placa y su montaje con una media que se sitúa en torno a 2,5 euros por vatio. Esa media permite calcular un desembolso orientativo para instalar entre 1.000 y 2.000 voltios para cubrir las necesidades de una familia, siempre según el número de integrantes o los elementos de consumo de la vivienda, que supondría 2.500 y 5.000 euros. A razón de 250 vatios por panel, implica instalar cuatro u ocho.

La instalación precisa solicitar el permiso a la Consejería regional de Industria y solicitar la modificación del contrato en Endesa, trámites que puede hacer el interesado, el instalador al que le vaya a encargar instalar las placas si han sido adquiridas el alguna ferretería o gran superficie, o alguna de las empresas especializadas que se pueden encargar también de todo el procedimiento.

Para optar a estas ayudas las placas deben cumplir con las normas europeas, estar homologadas y tener una eficiencia mínima de 0,16 kilovatios el metro cuadrado.

En cuanto a las empresas especializadas, Gran Canaria cuenta con una treintena y las que están bajo el paraguas de la Asociación de Empresas de Energías Renovables de Las Palmas pueden consultarse en la página web http://www.aserpa.es/2014/07/aserpa.html.

Estas ayudas del Cabildo son compatibles con subvenciones de otras administraciones siempre que la suma de todas no supere el 100 por ciento del coste de la instalación y la persona interesada puede encontrar más información en https://www.energiagrancanaria.com/

Enlaces relacionados
Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes