El Cabildo de Gran Canaria, apagado por la Hora del Planeta contra la contaminación

24 mar 2018

El Cabildo de Gran Canaria apagó anoche su fachada principal y la de la Casa de Colón por la Hora del Planeta convocada a nivel mundial para expresar la necesidad de luchar contra la contaminación y el cambio climático, un gesto que dejó sin luz a los más emblemáticos edificios del mundo.

Desde la Puerta de Alcalá a las Torres Petronas, miles de ciudades se sumaron anoche a este apagón al que también se sumaron otros edificios de Gran Canaria como el Gabinete Literario o la Basílica de Arucas, la Catedral de Santa Ana y el Teatro Pérez Galdós.

El Cabildo de Gran Canaria está inmerso en el empeño por impulsar un cambio de modelo energético que deje de lado los combustibles fósiles y la contaminación y tome las energías renovables como principal fuente. No en vano, además de contaminante, el fuel hay que importarlo de países en conflicto y las energías limpias están disponibles a borbotones en Gran Canaria, desde el viento y el sol a la fuerza del mar y el calor del interior de la tierra, lo que además le dará independencia energética del exterior.

Para ello, el Cabildo creó al comienzo del mandato  el Consejo Insular de la Energía y ha tomado múltiples medidas desde distintos ámbitos, desde ser pionera en promover un concurso de suministro eléctrico que incluyera la cláusula de que las fuetes tenían que ser renovables, a emprender el despliegue de una red de puntos de recargas para vehículos eléctricos e instalaciones de energías renovables en sus edificios y en las plantas para producir agua, ya sea desalada o depurada.

Se trata de un cambio de calado no exento de complicaciones y complejidad, como sacar adelante la central hidroeólica Chira-Soria, pero que también incluye los pequeños gestos y la faceta de concienciación ciudadana en la que se enmarcan otras tantas acciones como la Hora del Planeta.

Hace 11 años en Sidney

Esta iniciativa comenzó hace ya 11 años en Sidney y no ha parado de crecer en todo el mundo para concienciar contra las emisiones de gases contaminantes y demostrar que cada persona es parte de la solución. Este años se sumaron en España unas 4.000 personas, 450 ayuntamientos y 150 empresas, además de alrededor de 200 organizaciones.

El cambio climático no es un problema de futuro, es una realidad que afecta más aún a los territorios insulares del planeta, algunas islas con escasa altitud desaparecerán, y en Gran Canaria ya es palpable en el encadenamiento de heladas y borrascas, en el giro de los alisios, cuyas consecuencias aún están por conocer, en la aparición de la ciguatera en los peces o la aparición de algas.

Por este motivo, el Cabildo también se sumó como entidad coordinadora al Pacto de los Alcaldes, una iniciativa europea para luchar desde los municipios, y ha puesto en marcha un diagnóstico y el proceso para elaborar los planes locales de lucha contra el cambio climático.

Cada vez son más las personas, organizaciones, instituciones y empresas, destacan las del sector turístico, que se suman a la apuesta por las energías limpias y la lucha contra el cambio climático. Que finalmente se sume toda la población garantizará el éxito de esta batalla que no busca otra cosa que salvar el planeta.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes