El Cabildo de Gran Canaria ejecuta obras por 12 millones en Valsequillo, donde ruralidad e innovación se dan la mano

18 abr 2018

El Cabildo de Gran Canaria proyecta y ejecuta obras por un importe que asciende a 12 millones de euros en Valsequillo, un municipio que ha sabido mantener su apego por la tierra y la ruralidad al tiempo que ha incorporado a su devenir acciones innovadoras, anunció hoy el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, tras ser recibido por su alcalde, Francisco Atta.

Antonio Morales, acompañado por el vicepresidente Ángel Víctor Torres, la vicepresidenta María Nebot, y el consejero de Cooperación Institucional, Carmelo Ramírez, entre otros miembros de su Gobierno insular, gira hoy una visita oficial al municipio para recorrer las acciones que ejecuta el Cabildo y conocer, además, las propuestas de futuro proyectadas por el Ayuntamiento.

En el marco del Plan de Cooperación con los Ayuntamientos, explicó, las obras que se ejecutan en Valsequillo ascienden a 1,5 millones de euros destinados a pavimentación, eficiencia energética, el velatorio y otras infraestructuras básicas, a los que se suman cuatro bajo el programa del Fondo de Desarrollo de Canarias al que se acogen las obras para la Zona Comercial Abierta y la Casa del Senderista.

En materia viaria se invierten en la actualidad 700.000 euros y ya está en última fase para su licitación una obra prioritaria para Valsequillo, largamente demandada, como es la obra de la GC-41, que tendrá una inversión de cerca de seis millones de euros.

Se trata de un proyecto integral de mejora de la carretera de Telde a Valsequillo que incluye ensanchamiento, mejoras del trazado de las curvas, del pavimento, sistema de drenaje y barreras de seguridad.

Es una actuación que mejorará la seguridad de la vía y la comodidad de transitar por ella y, por ende, la conexión de ambos cascos y la dinamización económica, social y turística, a lo que se suma acciones para realzar sus atractivos para los visitantes, ya que cuenta con una de las redes de sendermismo más importantes de Gran Canaria y atractivos como la Ruta del Tajinaste Azul, del almendro y riquezas agroalimentarias como la fresa, los berros, quesos y vinos.

Pero además, Valsequillo se inscribió desde el primer momento en el Pacto de los Alcaldes, un programa europeo que coordina el Cabildo para luchar contra el cambio climático desde el ámbito local, y prácticamente ha concluido su diagnóstico de emisiones de CO2 para poder diseñar una estrategia eficaz. Para ello ha contado con un ingeniero formado por el Cabildo de Gran Canaria, al igual que el resto de los municipios que se ha sumado a esta interesante iniciativa.

Asimismo, el municipio será beneficiario de uno de los puntos de recarga para vehículos eléctricos de la red impulsada por el Cabildo de Gran Canaria, que atiende diversidad de necesidades del municipio también con marquesinas, reforestación, políticas sociales, empleo, acciones deportivas y culturales.

El alcalde detalló tres grandes obras de futuro que quiso presentar al Cabildo, se trata del centro de tecnificación deportiva de Valsequillo, que ya cuenta con el respaldo insular para afrontar el pabellón, la necesidad de contar con un edificio que reúna los servicios a la ciudadanía, para lo que el Ayuntamiento adquirirá un solar en cuyo sótano ubicará un aparcamiento para beneficiar a la zona comercial abierta, y un centro sociocultural.

Conocidas son algunas iniciativas como el Perro Maldito, la Noche Mágica o Valsestilo que son producto de la iniciativa de los vecinos. “Necesitamos un espacio que albergue toda esa creatividad”, manifestó el alcalde en referencia a esta tercera infraestructura.

Estos proyectos se engarzarán en el Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible Integral de Valsequillo, una ambiciosa hoja de ruta presentada por el alcalde, que pidió al presidente del Cabildo que la apadrinara, puesto que además está en sintonía con la política insular de desarrollo económico sin hipotecar el suelo, aceptó Morales.

Es un plan para diez años que saldrá a información pública para recoger aportaciones de la población y que precisará para su ejecución de la concurrencia pública y privada. Comprende más de 400 acciones que crearán más de 300 empleos en la fase de ejecución y otros tantos en la fase posterior, lo que supone el 40 por ciento del desempleo del municipio.

Esta hoja de ruta contempla cuatro pilares de desarrollo sostenible que son el agrícola ganadero, el agroturístico, el paisajístico medioambiental, y el de ocio, cultura y deporte.

Sus objetivos también son cuatro: lograr un municipio autosuficiente desde el punto de vista alimenticio, es decir avanzar hacia la soberanía alimentaria, que sea un territorio económicamente equilibrado, pleno de servicios a los ciudadanos, y un municipio bien gobernado con la participación de toda su población.

Para ello, contempla asimismo de tres instrumentos: la agencia de planificación, de carácter técnico, el foro del plan, que incluye a la ciudadanía, y un observatorio.

Ambas corporaciones recorrieron el casco de Valsequillo, sus fincas y queserías. El presidente recordó que el Cabido ejecuta un plan de acción “como nunca había tenido Gran Canaria, con 456 millones de euros”, que próximamente podrán ser ampliados hasta 500 millones, y que la gestión insular se articula de la mano de los municipios porque es la mejor manera de lograr transformar Gran Canaria.

Autosuficiencia alimentaria de gran potencial

Valsequillo tiene un gran potencial para avanzar en su soberanía alimentaria con 790 hectáreas agrícolas al aire libre, en gran parte sin utilizar, de modo que su margen de mejora es importante.

De hecho, aun así, produce 1.550 toneladas de cítricos y frutales al año, 2.500 toneladas de fresas y 20.000 de almendras, aparte de 3.000 toneladas de papas y 14.500 de hortalizas. Además cuenta con más de 300 explotaciones ganaderas, once queserías artesanales y una industrial.

Por todo ello, sus propuestas en esta área pasan por proteger y potenciar los cultivos tradicionales, promover los huertos familiares y urbanos, un parque de cultivos tecnificados, un parque de recursos tecnológicos agrícolas y un centro de recepción, preparación y distribución de productos agrarios para que los pequeños agricultores retornen a la actividad.
 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes