El Cabildo de Gran Canaria muestra el arte del último cestero de junco y anea en la Feria de Artesanía de Canarias

04 dic 2015

El trabajo artesano de la cestería de junco y anea, fibras naturales que se usan desde la época prehispánica, se exhibe en la 31ª Feria de Artesanía de Canarias en Tenerife por ser un oficio con raigambre en Gran Canaria que corre el peligro de perderse, informó la consejera de Industria del Cabildo de Gran Canaria, Minerva Alonso, durante la inauguración del encuentro.

Juan Ramírez, a sus 82 años, es el único maestro activo dedicado a este oficio en Gran Canaria, de ahí que el Cabildo dedique una exposición a la actividad, ubicada en el Espacio Innovador de la Feria habilitado para trabajos de gran nivel y esperada presentación, donde también se hallan cinco de los 22 artesanos grancanarios que participan en la cita.

Los oficios desaparecen porque sus objetos dejan de tener uso o porque se sustituyen por otros materiales como el plástico, lo que se suma a que lograr la anea y el junco es especialmente laborioso porque para que crezca precisa que el agua corra por los barrancos, de modo que hay que acudir a regarlos o replantarlos en otros lugares, lo que ha hecho que poco a poco el oficio haya sido abandonado y el Cabildo promueva cursos para frenar su pérdida.  

Hay otros once maestros isleños que se sitúan en el Espacio Contemporáneo del Recinto Ferial de Tenerife habilitado exclusivamente para la venta directa, seis en el Espacio Tradicional que alberga los oficios costumbristas y tradicionales, y entre todos representan la labor de ceramistas, joyeros y jauleros, además de vidrieros, cuchilleros, alfareros, bordadoras y muñequeros que exhibirán su arte hasta el próximo 6 de diciembre.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes