El Cabildo inicia el sábado la recogida gratuita de los venenos agrícolas prohibidos para erradicarlos del medio natural de Gran Canaria

22 nov 2018

El Cabildo inicia el sábado la segunda fase de la campaña ‘Vene-no’ para la retirada gratuita de los venenos y productos químicos viejos no admitidos por la normativa que aún permanece en hogares y fincas particulares, una campaña que en su primera fase logró erradicar cerca de 5000 kilos de las zonas rurales de Gran Canaria. 

La primera cita será este sábado en la Granja Agrícola Experimental del Cabildo de 9.00 a 15 horas. El punto de recogida se trasladará al Punto Limpio de La Aldea el 28 de noviembre de 10 a 16 horas, y estará en el Punto Limpio de Vecindario el 1 de diciembre de 9 a 15 horas.

Se trata de una campaña solo para particulares, dado que las empresas tienen la obligación de contratar a un gestor autorizado para el tratamiento de los productos fitosanitarios.

La primera fase de la campaña, que se llevó a cabo en 2017, recogió cerca de 5.000 kilos de los que 3.700 fueron depositados en la Granja del Cabildo y otros 1.144 en el punto limpio de Vecindario.

Tradicionalmente, el veneno se ha utilizado en el ámbito rural para eliminar depredadores y otros animales que representan un peligro para explotaciones agrarias o perjudican a la actividad cinegética. No obstante, al tratarse de un método no selectivo, supone un serio riesgo para especies amenazadas, ya sea por su ingestión directa o por la incorporación del veneno en la cadena trófica, razón por la que su uso está ha prohibido.

También supone una amenaza para la salud humana, ya sea para los agricultores y ganaderos que están en contacto directo con las sustancias nocivas, tanto a través de la inhalación o la afección a la piel, como por contaminación de los cultivos que luego se comercializan. También puede afectar a los acuíferos por filtración a través del suelo.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes

Documentos