El Cabildo limitará la entrada de animales en el Albergue Insular cuando se alcance el cupo máximo para garantizar el ‘sacrificio cero’

23 oct 2018

El Cabildo limitará a partir de enero de 2019 la entrada de animales al Albergue Insular cuando alcance el cupo máximo de perros y gatos, una medida "extrema y de urgencia" pero necesaria "para garantizar el bienestar animal y el sacrificio cero" que el consejero de Medio Ambiente, Miguel Ángel Rodríguez, anunció tras reunirse esta semana con los ayuntamientos de la isla y las principales asociaciones protectoras de animales. 

Las medidas incluyen la creación y liderazgo por parte del Cabildo de un grupo de trabajo a nivel insular para tratar de unificar las normativas municipales, campañas de concienciación y esterilización, formación para las policías locales, mejora de los controles, establecer plazos de trabajo y facilitar soluciones conjuntas a un problema "que pone a Gran Canaria a la cola a nivel europeo en cuanto al respeto por la vida y los derechos de los seres vivos cuando la sociedad está demandando otro tipo de políticas y mucho más compromiso de las administraciones". 

El consejero detalló que en el Pleno extraordinario del pasado viernes el Cabildo aprobó una nueva ampliación de 114.000 euros a la encomienda para el Albergue Insular, a los que hay que sumar otros 300.000 euros de inversión para rehabilitar las instalaciones de Bañaderos y adecuarlas a los parámetros actuales de bienestar animal, obras que comenzarán a partir de noviembre pero que, tal y como explicó Miguel Ángel Rodríguez, por mucho dinero que invierta el Cabildo en albergues, "no solucionarán nunca el problema", ya que es imprescindible la colaboración ciudadana.

El problema del abandono animal en Gran Canaria afecta a toda las isla en su conjunto aunque las competencias sean municipales, puesto que los animales "no entienden de límites geográficos ni barreras administrativas", por lo que "urge acordar medidas entre todos, implicando a ayuntamientos, protectoras de animales, Colegio de Veterinarios, Colegio de Abogados, SEPRONA, Fiscalía y la sociedad civil en general" para afrontar de manera unitaria y coordinada los retos que demanda la sociedad actual en lo referente al bienestar animal en Gran Canaria.

Con las obras de rehabilitación y la ampliación de la encomienda, el Cabildo dará por culminado el proceso de ordenación del Albergue Insular de Animales, un proceso que el Cabildo inició en enero de 2017 con el rescate de la gestión y que ha supuesto la ampliación de los horarios de atención al público incluyendo los fines de semana, mejora en los controles veterinarios, regularización de los puestos de trabajo, exhaustividad y transparencia en las compras de material y una reducción significativa en el número de animales sacrificados, entre otros logros. 

Una vez concluya la fase de regularización y profesionalización del Albergue Insular tras el rescate de la gestión por parte del Cabildo en enero de 2017, y hecho el diagnóstico de la situación, se hace necesario resolver los altísimos índices de abandono y maltrato animal de la isla de Gran Canaria, “verdadera causa del problema”, reiteró Rodríguez. 

Es más necesario que nunca un cambio de enfoque organizando el trabajo y las soluciones de manera cooperativa "pero asumiendo cada cual las responsabilidades que le corresponden" en la aplicación de las soluciones. 

El consejero adelantó que el Cabildo ayudará a aquellos ayuntamientos que lo requieran con partidas presupuestarias específicas para dotarse de centros de estancia temporal, ya sean municipales o mancomunados, u otras soluciones alternativas, además de anunciar una línea de subvenciones a las protectoras para campañas de esterilización de animales callejeros, una de las medidas, el método CES (Captura-Esterilización-Suelta) que mejores resultados ofrece allá donde se aplica de manera regular.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes