El Cabildo se compromete con la accesibilidad universal de las obras del Plan Transforma Gran Canaria 2017

09 may 2017

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, se ha comprometido hoy, junto a su grupo de Gobierno, con la accesibilidad de las obras del Plan Transforma Gran Canaria 2017 desde una óptica universal y transversal que supere la normativa para adaptarse a las verdaderas necesidades de los usuarios, tal como solicitó el responsable del Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Miguel Ángel Déniz, quien apuntó que ello afecta nada menos que al 10 por ciento de la población.

Dada la envergadura del plan, dotado de 244 millones destinado a 700 obras de todas las áreas y en todos los municipios, Antonio Morales convocó a su grupo de Gobierno para mantener el encuentro solicitado por CERMI-Canarias para exponer sus diversas necesidades, ya que lo que es un obstáculo para una persona ciega, no lo es para una sorda y viceversa, manifestó Déniz, quien apostilló que es preciso tener en cuenta multitud de variables. Y no solo en el acceso arquitectónico, también en la comunicación, el uso del lenguaje y la señalética adecuada a personas con dificultades cognitivas.

“Es verdad que hemos detectado en los últimos años que a pesar de que existe una legislación que obliga a las administraciones en trabajar la accesibilidad, no siempre las respuestas técnicas hacen viable esa accesibilidad, por eso CERMI nos mostró su preocupación tras la presentación del Plan y de inmediato convocamos esta reunión”, apuntó el presidente.

El Cabildo, prosiguió, además de “sensibilizarse aún más, arbitrará las fórmulas de coordinación necesarias para que los proyectos se lleven a buen término también en materia de accesibilidad”, lo que será trasladado a otras administraciones cuando sean las responsables de la ejecución de las obras. Esta reunión de coordinación se suma a la ya mantenida por el presidente con la patronal turística (FEHT) y a las que próximamente mantendrá con la patronal de Las Palmas (CCE) y la Cámara de Comercio de Las Palmas, puesto que el objetivo es que prospere de la mano de la sociedad.

Aplicar el sentido común

La consejera de Política Social y Accesibilidad, Elena Máñez, apuntó que el objetivo por tanto no es no solo cumplir la normativa, que ya se cumple, sino aplicar “el sentido común” porque muchas veces los proyectos no cumplen el fin de que sean plenamente accesibles para las personas con discapacidad.

De este modo, el encuentro servirá para adelantarse a los errores, si bien el Cabildo ya trabaja en la puesta en marcha del I Plan por la Accesibilidad Universal de Gran Canaria.

“No es de recibo que las obras haya que modificarlas una vez culminadas, hay que ser cuidadoso con el dinero público y no cometer esos errores cuando hay toda una legislación y organizaciones que nos pueden transmitir su experiencia para que no cometamos esos errores”, concluyó.

La falta de accesibilidad, una sutil discriminación

La falta de accesibilidad es una forma sutil de discriminación y Gran Canaria “no se puede permitir el lujo” de invertir 244 millones de euros sin tener en cuenta que no deben generar desigualdad alguna, aún menos dados los déficits que de por sí presenta la Isla, de ahí la importancia de que el Cabildo asuma el reto de dar pasos importantes en pro de la accesibilidad, reconoció Déniz, quien indicó que la petición siempre es que se aplique el “sentido común”.

Entre los retos resaltó la necesidad de no “encorsetar” la accesibilidad en un único departamento dada su transversalidad, por lo que valoró el Plan por la Accesibilidad Universal en el que trabaja el Cabildo, lo que además evitará que tengan que “tocar en muchas puertas” como hasta ahora porque será una política que atraviese todas las áreas insulares.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes