El Cabildo y Telde buscarán fórmulas para afrontar la crisis de las familias teldenses

04 sep 2015

El Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Telde aunarán esfuerzos para afrontar la situación de crisis que afecta a una tercera parte de la población teldense, ya que su tasa de paro y pobreza alcanza el 33 por ciento.

Así lo acordaron la consejera insular de Política Social, Elena Máñez, y la alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, quienes mantuvieron un primer encuentro acompañadas por sus equipos para tratar la situación del municipio.

Dada la realidad de Telde, la consejera mostró su "compromiso de trabajo inmediato para buscar respuestas y aportar soluciones" que mitiguen la situación de las familias de Telde, para lo que ambas corporaciones tratarán de implicar a otras instituciones y agentes sociales.

La consejera detalló que en la actualidad el Cabildo grancanario subvenciona diversos proyectos en Telde, como el relativo a la prestación de servicios básicos, dotado de 194.000 euros, el de teleasistencia, que cuenta con 160.000 euros, y el de emergencia social, con 160.000 euros, a los que se suman los 128.000 euros que corresponden a Telde en el marco del Plan contra la Pobreza de la institución insular.

Elena Máñez mostró a la alcaldesa su preocupación por las circunstancias que atraviesan muchas familias de Telde, al igual que sucede en otros municipios de Gran Canaria, y reiteró el compromiso de la corporación por buscar soluciones a la situación de los que más lo necesitan.

Carmen Hernández, por su parte, explicó que quiere mostrar a las instituciones públicas la realidad social de Telde, una gran ciudad con una "problemática muy significativa" de paro, familias en situación de pobreza y exclusión social.

Por este motivo, solicitó a la consejera que incluya en las líneas de trabajo del Cabildo una específica para grandes ciudades como Telde.

"Estimamos que hay una gran receptividad por parte del Cabildo y pensamos que este va a ser un mandato de colaboración porque tenemos un reto por delante muy importante", agregó Hernández, quien abogó por asumir que "las administraciones públicas son excesivamente rígidas para una realidad que demanda soluciones urgentes".

"Tenemos la obligación de poner toda nuestra inteligencia y nuestro esfuerzo a disposición de la búsqueda de nuevas respuestas acordes a las nuevas dificultades que se nos plantean, problemas que en muchas ocasiones sobrepasa a los Servicios Sociales de los municipios y a sus trabajadoras y trabajadores". 

Enlaces relacionados

Imágenes