El consejero de Obras Públicas informa a los alcaldes de Teror, Arucas y Valsequillo del estado de los proyectos de sus municipios

10 jul 2015

El vicepresidente 1º y consejero de Obras Públicas e Infraestructuras del Cabildo de Gran Canaria, Ángel Víctor Torres, ha explicado a la alcaldesa de Teror, Isabel Guerra, y a los alcaldes de Arucas y Valsequillo, Juan Jesús Facundo y Francisco Manuel Atta Pérez, respectivamente, el estado de los proyectos y de las obras en las carreteras de los tres municipios.

Con respecto al municipio de Teror, el consejero expuso a Guerra, entre otros asuntos, que el acondicionamiento de la GC-21, con un presupuesto de 6,7 millones de euros, está en fase de expropiación de los terrenos y prevé que antes de que finalice 2015 estarán disponibles. Además, en breve comenzarán las obras de la rotonda de esa vía porque ya está en el trámite del procedimiento negociado por importe de 160.000 euros.

Por otra parte, el consejero avanzó a Facundo el compromiso del Cabildo de adecentar las leyendas con el nombre de Arucas situados a la entrada y salida del municipio en la GC-2. Además, la institución insular actuará en el alumbrado del tramo de Bañaderos a San Andrés, en la actualidad fuera de funcionamiento, en cuanto se firme el contrato de mantenimiento de alumbrado.

Una de las actuaciones más importantes en el municipio de Valsequillo, detalló Torres a Atta Pérez, son las obras de semaforización en la GC-41 que, con un presupuesto de 213.000 euros, dará máxima seguridad a los accesos al municipio antes de finalizar el año. También le informó de que está en marcha el proceso de aprobación del proyecto de acondicionamiento de la GC-41, que asciende a 5,2 millones de euros, lo que permitirá iniciar la fase de expropiaciones.

El consejero valoró muy positivamente las reuniones con los distintos alcaldes, una ronda de encuentros que continuará en las próximas semanas con el resto de los primeros ediles de la Isla.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes