El cura Chamizo asegura en Gran Canaria que “el individualismo es la raíz de muchos los problemas sociales” de las ciudades

15 dic 2017

El presidente de la asociación ‘Voluntarios por otro mundo’, José Chamizo, afirmó en Gran Canaria que “el individualismo es la raíz de muchos de los problemas sociales” que se registran en las ciudades, como el maltrato a los mayores, mantener a los enfermos mentales con esquizofrenia en las calles o el sufrimiento de los menores afectados por los desahucios, a lo que hay que añadir el aumento del consumo de heroína y la adicción a las nuevas tecnologías.

El cura Chamizo, como se le conoce en Andalucía, ofreció anoche una conferencia en el Patio del Cabildo de Gran Canaria para conmemorar el Día de los Derechos Humanos, acto que también contó con la música de Lucía Sócam, quien interpretó canciones propias con fragmentos de poemas de las mujeres de la Generación del 27.

Este acto con el que ‘Gran Canaria Solidaria’ ha cerrado su programa de 2017, dio comienzo con la introducción del consejero de Solidaridad Internacional, Carmelo Ramírez, quien agradeció a Chamizo toda la labor desarrollada en la defensa de personas sin hogar y que no disponen de recursos económicos en la comunidad andaluza, un trabajo por el que recibió Medalla de Andalucía en 1994.

“Una radiografía actual de los Derechos Humanos saldría muy velada porque la situación no ha cambiado, sino que en algunos lugares ha empeorado”, exclamó Chamizo, quien no obstante también consideró que en algunos países africanos “ha mejorado el respeto por los derechos de las personas”.

El cura Chamizo atiende a las más vulnerables, que viven “donde los derechos no llegan”, en la calle, y lucha por los ex presidiarios indigentes, personas sin techo y jóvenes que viven en pisos tutelaos por las administraciones, entre otros.

“El urbanismo se ha encargado de aislar a las personas en las ciudades”, manifestó Chamizo, quien dejó apartada su condición como sacerdote cuando fue nombrado Defensor del Pueblo en Andalucía, cargo que ejerció durante 17 años en los que destacó por sus iniciativas contra la marginación, la pobreza y la lucha contra la drogodependencia en el Campo de Gibraltar, una campaña que le llevó a comparecer en 1993 ante el Parlamento Europeo.

Las autoridades, prosiguió, no deben tratar por igual a todas las personas sin techo, porque muchos son enfermos mentales que necesitan un tratamiento específico, como los 100.000 esquizofrénicos que viven en las calles españolas. “El 30 por ciento de las personas sin hogar sufre una patología de salud mental y nadie les atiende”.

Los voluntarios de su asociación trabajan para “construir redes de comunicación” para que los vecinos se ayuden entre sí, puesto que “el amor entre las personas se ha dispersado”, lo que ha provocado que las urbes sean “un escenario donde se viven batallas” de las que el resto no se percata, como el regreso de la heroína entre los jóvenes, el maltrato que sufren el 15 por ciento de los mayores de 65 años y “que no denuncian a sus hijos para que no vayan a la cárcel” o la situación de muchos menores que acaban en la calle después de que sus familias hayan sufrido un desahucio.

“Existen colectivos que no ven la salida del túnel del sufrimiento” y por eso la asociación intenta que las personas a las que se dedica encuentren su camino, pero también a “que se hagan responsables de su situación y sean protagonistas de su propia lucha”, agregó Chamizo, quien expuso que Canarias, Andalucía y Ceuta son las zonas más empobrecidas de España y con más personas en riesgo de exclusión.

Nuevas tecnologías y broche final

Chamizo no quiso terminar sin hablar de las adiciones a las nuevas tecnologías, como puso de manifiesto un estudio realizado en Andalucía entre alumnos de 1º y 4º de la ESO en el que manifestaron que la vida sin móvil o internet es aburrida, monótona y no tenía sentido para ellos.

La conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos fue le broche final para los eventos de 2018 del programa ‘Gran Canaria Solidaria’ en el Patio del Cabildo, que este año ha acogido un homenaje a Thomas Sankara, una muestra fotográfica por el Día de Solidaridad con el Pueblo Palestino, el congreso internacional dedicado al Che Guevara, la presentación de un disco de Educanepal, así como las conferencias Xavier Abu y el pacifista Arcadi Oliveres y la presentación  del libro  ‘Me llamo Adou’ del periodista canario Nicolás Castellano.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes

Documentos