El ‘Women Teachmakers’ de Google en Gran Canaria pone de manifiesto la discriminación de la mujer en plena revolución tecnológica

10 nov 2017

El evento ‘Women Techmakers’ de Google en Gran Canaria ha puesto de manifiesto que, aún en plena revolución tecnológica, sufren discriminación laboral en el sector tecnológico, la investigación, las empresas y la educación, tanto es así que solo hay tres rectoras en las 50 universidades españolas, los decanos triplican a las decanas y solo hay tres mujeres premiadas con el Príncipe Asturias de Investigación Científica.

Son solo algunos de los datos vertidos en este foro de mujeres clausurado anoche tras una jornada que contó con 70 asistentes. El consejero de Desarrollo Económico del Cabildo, Raúl García Brink, manifestó su deseo de que este evento respaldado por la Institución insular sirva para dar visibilidad las mujeres de referencia en el mundo tecnológico, a crear “sinergias y a aprender de aquellas mujeres que ya tienen un camino recorrido en el sector tecnológico y que pueden abrir puertas a las que ya vienen empujando fuerte”.

Y es que el plantel de nueve investigadoras, docentes, científicas, matemáticas y empresarias coincidieron en afirmar que pese a estar inmersos en el siglo de la revolución tecnológica y digital, las mujeres no tienen casi presencia en los sectores más punteros, donde por el contrario “se registra pérdida de talento femenino”, ya que abandonan o cambian de sector, apuntó Irene Rivas, que trabaja para la empresa Indra en Canarias, líder internacional en su sector.

Las cifras hablan por sí solas y, según el Foro Económico Mundial, si la situación de discriminación sigue así, las mujeres tardarán no menos de 170 años en cerrar la brecha salarial con los hombres. En España, según el Ministerio de Economía, el porcentaje de directivas no llega al 12 por ciento y especialmente son pocas en tecnologías, donde apenas llegan al 14,5 por ciento, pero “no es por la capacidad académica de las mujeres, sino porque es una carrera vinculada al mundo masculino”, expuso la catedrática grancanaria de Ciencias de la Computación Pino Caballero.

Esther Pérez, fundadora de NemeSys, la primera empresa canaria que desarrolló páginas web, destacó que solo el 13 por ciento de las empresas españolas tiene una presencia femenina superior al 40 por ciento en  sus consejos de administración, a lo que hay que sumar las diferencias salariales y una menor valoración de su trabajo con respecto a sus compañeros varones, por lo que propuso que cada empresa ponga en práctica un plan de género y aconsejó a las mujeres “que no permitan el uso de lenguajes ni conductas sexistas en el trabajo”.

En la educación y la investigación

En el campo de la educación, las cifras presentadas en este foro demuestran que la proporción de mujeres disminuye a medida ascienden en la carrera científica, mientras que el porcentaje de investigadoras en España se mantiene sin variaciones en el 39 por ciento desde 2009, cifra similar a la de Canarias, fijada en un 38 por ciento.

Pino Caballero, que coordina el grupo de investigación en criptología, la base de la seguridad informática, expuso que “si desde el instituto ya hay desigualdad en ciencia y tecnología, a partir de ahí los números empeoran”.

Explicó que en idénticas circunstancias un hombre con hijos tiene una probabilidad cuatro veces mayor de conseguir una cátedra que una mujer. Solo un 38 por ciento de catedráticas tiene hijos frente a un 63 por ciento de hombres. Además, el número de decanos en España triplica el número de decanas y solo hay tres rectoras en las 50 universidades españolas

Esta diferencia se traduce en un menor porcentaje de graduadas en matemáticas que se sitúa en el 40 por ciento o es solo del 26 por ciento de mujeres ingenieras europeas o apenas el 10 por ciento de las que obtienen una cátedra en la rama técnica. “Queda mucho por hacer, las mujeres son minoría en el liderazgo de proyectos en todas las ramas, incluso en aquellas donde son mayoría, como humanidades y ciencias de la vida”, lamentó Caballero.

En el apartado de premios, solo el 18 por ciento de los galardones de ciencia en España recaen en mujeres, como el Premio Príncipe de Asturias en Investigación Científica y Técnica que solo ha recaído en tres nombres femeninos, frente a 64 hombres y solo ocho mujeres ha recibido un de los Premio Nacional de Investigación frente a 95 hombres.

La ingeniera industrial y mecánica Andrea Argudo disertó del rol de la mujer en el campo de la Inteligencia Artificial y la Ciencia de Datos, un trabajo que desarrolla en el grupo de investigación de ingeniería biomédica aplicada para personas sordas en el Materno Infantil de Gran Canaria.

Apoyar a las niñas

Nayra Quesada, perteneciente a la empresa grancanaria Biocompatible, considera que las mujeres tienen una responsabilidad social con las niñas de su entorno por l que animó a las asistentes al evento a crear una iniciativa local para “pensar qué hacer entre todas por ellas”.

El resto de intervinientes son también un claro ejemplo de mujeres que destacan en su actividad profesional como ingeniera en Informática Mercedes Sanagustín, quien cambió su trabajo en el sector de la construcción para crear las Centrifugadoras.com, una empresa grancanaria que ayuda a sus clientes en el desarrollo tecnológico de páginas web y de aplicaciones para teléfonos inteligentes.

Cheryl Miller, asesora de la Comisión europea en Igualdad de Género, aportó una visión global sobre la situación de la mujer en el sector tecnológico y empresarial, especialmente en Bélgica, donde el 26 de las pymes están dirigidas por mujeres y el 3 por ciento pertenecen al sector tecnológico. Miller expuso la labor que desarrolla el Digital Leadership Institute en Bruselas, que tiene como objetivo promover la transformación digital entre las niñas y las mujeres.

Carola Gómez, de Bits & Bricks. Robótica y Programación, y Meritxell Calvo impartiron los talleres de ‘Iniciación a la robótica con mBot’ orientada a que los niños “pierdan el miedo a enfrentarse a la tecnología” y las claves de la técnica Agile “para mejorar la gestión del tiempo”.

El evento ‘Women Techmakers’ está organizado por Google Developers Group Gran Canaria, con la colaboración del Cabildo a través de su Sociedad de Promoción Económica y de las empresas Bits & Bricks Robótica y Programación y Edosoft Factory, que presentó una red neuronal de inteligencia artificial, creada  por Isabel Planells, con la que las participantes  comprobaron el porcentaje de parecido físico que tienen con las diez mujeres más destacadas en el mundo de la ciencia, como Ellen Hayes, Katherine Johson, Mary Heller, Grace Hooper o Euphemia Haynes.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes