Gran Canaria atrapa con su deliciosa gastronomía que brilla por su creatividad, calidad de los productos y su fuerza plástica en GastroCanarias

22 may 2018

La gastronomía responde al concepto clásico que relaciona alimentos, ser humano y naturaleza, “pero cuando va más allá y propone una simbiosis de creación, innovación y plasticidad, estamos ante un concepto cultural de primer orden”, expresó hoy el presidente del Cabildo, Antonio Morales, en la inauguración de GastroCanarias, a donde Gran Canaria ha llevado los exquisitos frutos de esta deliciosa fusión.

Bajo el paraguas de Gran Canaria Me Gusta, el Cabildo participa en GastroCanarias -inaugurada hoy por el presidente regional, Fernando Clavijo, el presidente tinerfeño, Carlos Alonso, y Antonio Morales en Tenerife-, como isla invitada y no ha desaprovechado la ocasión para mostrar lo mejor de la tierra y el arte aplicado a la cocina de sus mejores cocineros y los sabores intensos que ofrecen sus microclimas.

Los quesos, vinos, aceites y mieles, sus carnes, el cochino negro, y el pescado de Gran Canaria, así como sus hechuras, gozan cada vez de mayor reconocimiento, pero “una gastronomía atractiva y excelente no se improvisa”, supone el impulso de acuerdos y la implicación de todos los agentes, desde empresarios e investigadores a comerciantes, restauradores, educadores, comunicadores, artistas y políticos, hasta agricultores y ganaderos.

Y no hay que perder de vista que “una economía pujante significa consumir productos locales”, lo que arraigará a las poblaciones rurales, dotará al paisaje de cultivos y hasta se creará un mosaico que frenará incendios.

Los cocineros de Gran Canaria Mario Rodríguez y Jenisse Ferrari, del Restaurante Qué Leche, fueron los encargados de abrir el espectáculo de cocina en vivo inaugural de GastroCanarias, pero además en su espacio, identificado con la silueta de la isla, ofreció su delicioso café, agua de niebla, las recuperadas garrapiñadas de Agaete, y el queso de flor de guía, joya de leche de oveja de rebaños que aún realizan la ancestral trashumancia y cortada con cuajo vegetal, con cardo, para ofrecer un producto que se puede comer con cuchara.

“Los cinco sentidos al poder”, exclamó la asesora culinaria Agata Da Costa al elaborar un exquisito bocado de este queso con mermelada de tomate de La Aldea después de que el catador Antonio Márquez ofreciera un buchito de café, y no de uno cualquiera, sino del único de Europa, el de Agaete, y sin azúcar.

Con atención aprendieron los asistentes que es un fruto que hay que recoger cuando ya está rojo de maduro, y que es un cultivo muy laborioso y poco rentable, porque seis kilos de granos, tras descascarillarlo y tostarlo, se queda en apenas 800 gramos de producto, eso sí, de lo mejor. Y es que también hay que prestar atención al café que se consume, no en vano es la primera bebida de España, ni que decir tiene en Canarias, y además es saludable, el de Agaete además es bajo en cafeína, y Márquez aseguró que ya se ha comprobado que incluso retrasa el Alzheimer.

Recordó que los sabores dulces se sienten en la punta de la lengua, los ácidos a los lados, y detrás los y amargos. “El regusto es el sabor que queda en la boca ¿Y dónde sienten el sabor?”, preguntó al público, que no dudó en indicar que delante, donde se sienten los sabores dulces, y eso que el buchito no llevaba azúcar. Esa fue precisamente una de las recomendaciones del experto, bajar los niveles de azúcar que se añaden a los alimentos para gozar más de sus sabores como el de este arábico del norte de Gran Canaria.

La comitiva de Gran Canaria, integrada también por la consejera de Comercio e Industria, Minerva Alonso, y el consejero de Soberanía Alimentaria, Miguel Hidalgo, siempre con la colaboración de la Cámara de Comercio de Gran Canaria, trasladó a Tenerife aguacates y mangos de Mogán, fresas de Valsequillo, morcillas y chorizos de Teror, rones y licores, sidra de Valleseco, sal de Tenefé, aceites, gofios, mojos, y la cerveza artesanal Jaira.

Y para atrapar paladares: tacos de gofio con aguacate, catas de vinos, crujiente de arroz con chorizo de Teror y miel, bienmesabe, bizcocho de mojo verde con chutney de tomate y nube de queso duro.

Atún de Mogán con almendras de Tejeda, pastel de morcilla dulce con queso y pan de puño de Agüimes y Tejeda para chuparse los dedos, como aseguró Da Costa, deleitará al público que no se quiera perder este encuentro en el que participan por primera vez las siete islas y que Gran Canaria suma a su periplo por Madrid Fusión, Alimentaria en Barcelona o el Salón Gourmet.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes