Gran Canaria salva la vida a medio millar de pardelas en la primera semana de la campaña de recogida de ejemplares

30 oct 2017

Más de cincuenta pollos de pardela que habían caído a tierra desorientados por las luces nocturnas de la actividad humana fueron liberados este lunes en la Playa de la Laja coincidiendo con el ecuador de la Campaña de Pardelas del Cabildo, una actividad que se repite cada año por estas fechas y que ya lleva cerca de medio millar de ejemplares rescatados en el transcurso de la primera semana.

Durante la suelta de pardelas, el consejero de Medio Ambiente, Miguel Ángel Rodríguez, recalcó la importancia de la implicación ciudadana para garantizar el éxito de la campaña, por lo que solicitó que, en la medida de lo posible, las personas que encuentren un pollo de pardela desorientado o herido se pongan en contacto con el Centro de Coordinación Insular (CECOPIN) en el teléfono 928353443 o el Centro de Recuperación de Fauna de Tafira en el 928351970.

También es posible trasladarlo en una caja de cartón a las dependencias de la Guardia Civil y la Policía Local, motivo por el cual el Cabildo ha distribuido en los municipios costeros un total de 500 cajas de cartón destinadas a alojar aquellos ejemplares encontrados gracias a la colaboración ciudadana, así como trípticos y carteles informativos que explican el procedimiento que se debe seguir para garantizar que los pollos de pardela vuelven a remontar el vuelo rumbo al mar.

Además del personal del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Tafira, que en estas fechas se vuelca en el rescate, curación y suelta de los pollos de las pardelas, el operativo del Cabildo lo completa un miembro del equipo Presa de la Consejería de Medio Ambiente especializado en rescates marinos y trabajos en altura para dar seguridad a muchos de los rescates, sobre todo los que tienen lugar en zonas costeras de difícil acceso.

En cuanto a medios, la incorporación más destacada es el refuerzo con dos vehículos todoterreno, uno procedente de la campaña contraincendios, ya finalizada, y el otro aportado por la Consejería de Cooperación Institucional del Cabildo.

Para evitar que las pardelas choquen contra tierra, la Consejería de Obras Públicas apagará además durante los próximos días el alumbrado ornamental del viaducto de El Rincón (Julio Molo Zabaleta) y reducirá la intensidad de la luz lo máximo posible en la carretera del norte (GC-2), incluidas las torres de luz de 30 metros ubicadas en las rotondas de acceso a Gáldar, en San Isidro, en la subida a Hoya de Pineda y en Agaete.

El Cabildo estima que al finalizar la campaña, el número de ejemplares rescatados supere el millar. El porcentaje habitual de éxito con la liberación de los pollos accidentados está en un 95 por ciento.

La previsión de Pascual Calabuig, director del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo y coordinador de la campaña, es que, conforme avance la semana, disminuya “la incidencia nefasta de las luminarias que originas estos accidentes, y que esa disminución sea proporcional al crecimiento de la luna, cuyo plenilunio será el 4 de noviembre”.

El resplandor de la luna sobre el mar, si continúan las noches despejadas como hasta ahora, resultará el mejor aliado para este primer vuelo de los pollos de pardela, tan sensibles a los encandilamientos por las cegadoras luces que pueblan amplias zonas de la costa de Gran Canaria.
 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes