La calle Fernando Guanarteme se convierte en un bulevar de disfrute ciudadano paralelo a Las Canteras

17 nov 2017

La calle Fernando Guanarteme de la capital grancanaria, la arteria más importante de tránsito de vehículos y personas paralela al Paseo de Las Canteras, se ha convertido ya en un bulevar de ocio y disfrute que combina el tráfico a velocidad controlada con un carril bici regulado por semáforos y amplias zonas de esparcimiento.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, y el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, inauguraron este viernes la quinta fase de las obras de esta arteria ejecutadas por el consistorio y financiadas por el Cabildo con 1.500.000 euros a cargo de su Plan de Cooperación con los Ayuntamientos de Gran Canaria. Esta fase de remodelación abarcó desde la Calle Martínez Escobar hasta Nicolás Estévanez.

Las últimas semanas, el Cabildo de Gran Canaria y la capital han presentado varias obras. “Me parece absolutamente positivo, habla de la colaboración estrecha de ambas instituciones”, manifestó Morales, quien apuntó que el Cabildo destina 80 millones de euros a la capital grancanaria en el marco del Plan Transforma Gran Canaria 2017.

“Toda esta zona se está transformando como consecuencia de un Plan Director para unir el espacio de Santa Catalina con el espacio comercial de Mesa y López, con una continuación por Guanarteme, que será la ligazón de Olof Palme y su entorno garantizando que el peatón sea el elemento principal”, señaló el regidor, y con todo, “cambiar la fisonomía urbana, que antes era mucho más constreñida, y revalorizarla”.

Así, esta actuación forma parte de una renovación que comenzó en 2012 con el objetivo de hacer más amable la vía y permitir a los viandantes disfrutar de numerosos rincones y plazoletas distribuidas a lo largo de sus dos kilómetros desde la zona del Parque de Santa Catalina hasta el Guanarteme y su entorno del Auditorio Alfredo Kraus y a La Cícer, la zona de la Playa de Las Canteras donde es posible la práctica del surf todo el año.

El ensanche de las aceras permite a los numerosos bares y restaurantes de la vía instalar terrazas para gozar del incomparable clima capitalino, combinadas con el moderno mobiliario urbano y las zonas generadas al desaparecer los dos antiguos carriles de tráfico y los dos de aparcamientos, lo que además permite a los vecinos una vida más tranquila, sin tantos ruidos ni humos.

Asimismo, la calle Olof Palme y la Plaza Fray Junípero (popularmente conocida como de Los Betancores), incluidas en el proyecto, ofrecen un flamante aspecto e innumerables facilidades para el tránsito tanto peatonal como rodado.

Cinco fases para un gran cambio

Las tres primeras fases fueron ejecutadas entre 2012 y 2014, en las que el Cabildo invirtió casi un millón de euros. La parte de mayor presupuesto ha sido la última, realizada entre marzo y noviembre de este año, obras a las que la Institución destinó medio millón de euros

A estos tramos se suma la cuarta fase, consistente en el acondicionamiento de la vía entre las calles Viriato y Pelayo donde el Ayuntamiento capitalino ensanchó parte de una acera, reubicó una parada de taxis y plantó palmeras, actuación en la que invirtió 50.000 euros, para finalmente sumarse esta quinta por 500.000 euros.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes

Documentos