Aprovechamientos

¿Puedo recoger pinocha en los montes de Gran Canaria?

Si, bajo unos condicionantes.

Primero se necesita el permiso del propietario (particular o público).

En el caso de los montes públicos propiedad del Cabildo de Gran Canaria no es necesario solicitar autorización siempre que la pinocha sea utilizada para un uso doméstico y no exceda de 16 m3 (caja de un camión) al mes.

¿Puedo cortar retama o escobón en los montes de Gran Canaria?

Si, bajo unos condicionantes. Para ello se necesita el permiso del propietario (particular o público).

En el caso de los montes públicos propiedad del Cabildo de Gran Canaria no es necesario solicitar autorización siempre que la pinocha sea utilizada para un uso doméstico y no exceda de 5 m3 (caja de una pickup) al mes.

¿Puedo recoger restos de corta (leñas, troncos, retamas,…) procedentes de tratamientos selvícolas ejecutados/promovidos por el Cabildo en los montes de Gran Canaria?

Si, bajo unos condicionantes. Para ello se debe implementar la solicitud. En ella encontrará los condicionantes.

Para la realización del aprovechamiento de restos de corta deberá esperar la comunicaciónpor parte del Servicio de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, indicándole el lugary la fecha donde puede realizar el aprovechamiento.

¿Puedo cortar caña en los cauces de barranco?

Si, bajo unos condicionantes.

Los cauces de barranco pertenecen al dominio público hidráulico y por tanto son de titularidad pública. En ellos no es necesario solicitar autorización siempre que la caña sea utilizada para un uso doméstico y no exceda de 16 m3 (caja de un camión) al mes.

¿Está regulada la recogida de setas?

No existe una normativa específica, aunque algunos instrumentos de gestión recogen ciertas recomendaciones al respecto. En general se aconseja recoger las setas que se conocen, no sobrepasar el kilo por persona y realizar la activida sin dañar el micelio, es decir la parte del hongo que permanece en el suelo.

¿Es tan nocivo el eucalipto como se supone?

El eucalipto es sin duda el género de árboles más controvertido que existe. Debido a su rápido crecimiento y su facilidad de manejo, es sin duda la principal especie utilizada en plantaciones forestales. En Gran Canaria existen alrededor 3.000 Has de eucalipto, de las que poco más de 2.400 se encuentran en las medianías del norte. Tan solo unas 500 Has cumplen con la tipología de explotación forestal, por la baja pendiente y la accesibilidad. El resto, que crece en laderas y fondos de barrancos, debería ser controlado y sustituido por especies endémicas.

No obstante las plantaciones forestales tienen también su lugar en la economía rural. Este tipo de bosques no puede ser comparado con las formaciones autóctonas. Se asemeja más a una plantación agrícola, que a un ecosistema forestal maduro. Los daños que se le suponen tienen más que ver con un mal uso de la plantación (falta de enmiendas del suelo) que con la especie en sí. Con el florecimiento de la energía de la biomasa, habrá que buscarle un hueco a las plantaciones forestales, seguramente en terrenos agrícolas marginales de baja productividad.

¿Porqué se cortan árboles en Gran Canaria, cuando queda tanto por repoblar?

La silvicultura como técnica y ciencia aplicada maneja dos factores que definen a una masa arbórea: la superficie que ocupa y la densidad de árboles que la componen. En otras partes del mundo la silvicultura modifica la superficie de los bosque, al hacer desaparecer definitivamente el arbolado (sobreexplotación) o al extraer todos los árboles de una superficie y dejar temporalmente el terreno desnudo. En Canarias la silvicultura persigue la creación de bosques permanentes. Los tratamientos van encaminados a regular la competencia entre los individuos que lo componen, sin abrir claros perceptibles en el dosel de copas. Se emula de esta forma a la naturaleza, donde de forma natural también mueren los ejemplares más débiles en su lucha con los dominantes. La corta de árboles por clara o entresaca no supone por tanto una merma de superficie de bosque.

¿Por qué se regala la planta a particulares?

Cediendo planta a particulares se pretende fomentar la repoblación forestal de fincas particulares. Asimismo se consigue reintroducir en el territorio especies endémicas, que desaparecieron hace muchos años por la actividad humana. Estos nuevos árboles se comportan como productores de semillas, que son dispersadas por los pájaros y el viento. De esta forma se consigue un importante efecto multiplicador, que actualmente está conllevando que el bosque avance también de forma espontánea.

¿No supone ésto una competencia desleal respecto a los viveros privados?

En general los viveros privados se centran en la producción de plantas ornamentales, con los que no entra en competencia la vegetación autóctona. Por otro lado la tipología de peticionario que recurre a los viveros públicos, no contempla como alternativa la compra de árboles en viveros privados. Por último cabe indicar, que el Servicio de Medio Ambiente mantiene un foro abierto de Viveristas Productores de planta canaria, que de forma periódica se reúnen y comparten experiencias, en el marco de las Jornadas Forestales de Gran Canaria.

¿Cómo se puede obtener plantas de los viveros forestales insulares?

Para obtener planta en los viveros públicos se debe rellenar una instancia solicitando las especies deseadas y especificando donde se pretende hacer la plantación. Posteriormente se emite un vale de retirada de planta, que se recoge en las oficinas del Servicio de Medio Ambiente (C/Profesor Agustín Millares Carló S/N- 35003 Las Palmas GC). El citado vale habilita para acudir al vivero correspondiente y retirar la planta concedida.

¿Se debe tener alguna precaución al reintroducir plantas endémicas en el medio natural?

A la hora de planear una plantación en el medio natural es fundamental conocer las formaciones que originalmente poblaron el lugar. No se deben plantar especies que pudiesen hibridar con las espontáneas. Hay géneros cuyas especies hibridan con mucha facilidad, como los echium (tajinastes) o aeonium (veroles) y con las que hay que tener especial cuidado

Pastoreo:

¿Tengo que pedir autorización para pastorear?

Las autorizaciones para pastorear se deben solicitar si se dan alguna de las siguientes situaciones:

  • a) Si la superficie a pastorear es de propiedad pública del Cabildo de Gran Canaria. En este caso la autorización es debido a la autoridad del terreno.
  • b) Si la superficie a pastorear está dentro de un Espacio Natural Protegido, siendo el pastoreo un uso autorizable. Para saber el régimen de usos se puede consultar al Servicio de Medio Ambiente.

¿Dónde se puede pastorear?

Se puede pastorear en cualquier terreno siempre que la actividad de pastoreo no esté regulada como un uso prohibido.

Dentro de la Red de Espacios Naturales Protegidos la actividad de pastoreo está regulada. Dependiendo la zona puede ser un uso permitido, autorizable o prohibido.

  • a) Uso permitido: no es necesario pedir autorización
  • b) Uso autorizable: Es necesario pedir autorización.
  • c) Uso prohibido: No es posible realizar la actividad de pastoreo.

También es necesaria tener la autorización de la propiedad (pública o privada) por escrito para realizar dicha actividad.

¿Si tengo un ganado para pastorear…. Puedo construir una infraestructura asociada (corral, majada, fuente, vallado, quesería,…)?

Para realizar cualquier construcción en el suelo rústico es necesario obtener previamente una calificación territorial y/o licencia municipal otorgada por el Servicio de Calificaciones Territoriales de la Consejería de Política Territorial del Cabildo de Gran Canaria.

Tengo una explotación ganadera y en los alrededores hay un barranco… ¿Puedo solicitar autorización para pastorear dicho barranco?

Si, efectivamente. El Consejo Insular de Aguas, mediante decreto, ha facultado al Servicio de Medio Ambiente a la realización de actuaciones para la prevención de incendios forestales entre las que está el pastoreo controlado en cauces de barranco.

¿Se tienen en cuenta las poblaciones de especies protegidas en las autorizaciones de pastoreo?¿Cuál es el efecto del pastoreo en nuestros endemismos?

Las autorizaciones que emite el Servicio de Medio Ambiente tienen en cuenta tanto las poblaciones de especies protegidas como que el pastoreo se realice con cargas ganaderas bajas. Respecto a esto, algunos investigadores (Bermejo, De Nascimento & Fernández Lugo, 2014) destacan, tras años de seguimiento en ecosistemas canarios, que no se produce una alteración significativa de la biodiversidad con la presencia de ganado y que, en términos generales, solo se producen cambios en la estructura de la vegetación (modificación de las abundancias relativas de las diferentes especies, en la que disminuye la abundancia de algunas especies, en especial las arbustivas endémicas, y aumenta la abundancia de otras especies, la mayoría nativas y, puntualmente, algunas endémicas) sin disminución significativa de la biodiversidad (ni de desaparición de especies nativas, ni endémicas, ni aparición de especies exóticas).

No solo eso, ciertas especies y comunidades vegetales se han ido adaptando a la actividad del pastoreo hasta el extremo de crear pastizales endémicos de Poa pitardiana y Trifolium subterraneum que es una comunidad vegetal que se da de forma exclusiva en las cumbres de la isla de Gran Canaria.

¿Se tienen en cuenta la erosión y el efecto sobre el suelo de la actividad de pastoreo?

Para que la carga ganadera (número de cabezas) esté por debajo de la capacidad sustentadora, o lo que es lo mismo, que las necesidades de los animales no superen la producción del pastizal, el pastoreo debe ser temporal o disminuir la carga ganadera que pasta. Se evita de esta forma los efectos negativos del sobrespastoreo como la erosión y se potencian los beneficios de la actividad pastoril ordenada.

¿Qué relación tiene el pastoreo con la prevención de incendios forestales? ¿Es una herramienta efectiva?

Las herbívoros domesticados (cabras, ovejas, burros,…) son grandes consumidores de vegetación que a su vez es el combustible forestales que propaga los incendios. Si esta reducción/eliminación del combustible forestal se realiza en lugares estratégicos (cauces de barranco,…), este tipo de acción puede ser muy efectiva a la hora de evitar la propagación de los incendios forestales. Además de ser una herramienta muy efectiva (que cumple los objetivos) en muchas partes del mundo, es una herramienta eficiente (económica respecto a otras), ecológica (más respetuosa con el medio ya que no utiliza combustibles fósiles) y aceptada socialmente.

¿Por qué el Servicio de Medio Ambiente pretende controlar las cabras asilvestradas cuando realizan una labor de prevención de incendios forestales?

No hay que confundir el ganado asilvestrado con el ganado gestionado mediante pastoreo controlado. Es un error generalizar y asimilar los efectos producidos por el ganado asilvestrado y el controlado. Por poner algunos ejemplos:

  • a) El ganado asilvestrado afecta muy negativamente a la regeneración natural de las especies arbóreas que impide tener en un futuro bosques así como a las repoblaciones forestales financiadas con dinero público que pagamos entre todos. El ganado controlado no pastorea en dichas zonas, o si lo hace se instalan vallados para proteger las plantas.
  • b) El ganado asilvestrado transita en zonas donde se refugian un alto porcentaje de endemismos y especies protegidas. Su predación pone en peligro su supervivencia e impide su regeneración natural. Por su parte el pastoreo controlado pasta en zonas autorizadas, donde previamente los técnicos de la Consejería han tenido en cuenta las poblaciones de dichas especies vegetales.
  • c) En el ganado asilvestrado las cargas ganaderas puedes ser puntualmente muy altas (andenes,…) dando lugar a procesos erosivos, sobrepastoreo y ramoneo de especies protegidas. En el pastoreo controlado, sin embargo, se tiene en cuenta la capacidad sustentadora del pasto así como las cargas ganaderas admisibles.