Infraestructuras

Viveros:

El Servicio de Medio Ambiente tiene atribuida la competencia de producción de planta forestal. Para ello cuenta con tres viveros forestales, situados en Tafira Baja (Las Palmas de Gran Canaria), la Finca de Osorio (Teror) y en el Huerto de los Romeros (Artenara). La planta producida se emplea principalmente en las propias repoblaciones promovidas por el Cabildo de Gran Canaria. Otra parte importante se cede a los Ayuntamientos, para repoblaciones en terrenos municipales y para ajardinamientos. Por último la planta es cedida de forma gratuita a colectivos y particulares.

Actualmente la producción fluctúa entre 150.000 y 300.000 plantas, dependiendo de las necesidades que se deben cubrir en los diferentes proyectos de reforestación. La producción es muy variada y abarca tanto las especies de las diferentes formaciones vegetales autóctonas, como los llamados frutales forestales (almendrero, castañero, nogal, moral, álamo negro, nisperero, higuera) y especies del sotobosque.

Pistas:

La red de pistas forestales de la isla de Gran Canaria constituye un sistema vial absolutamente necesario para el transporte y correcta ejecución de las actividades de mantenimiento, conservación y explotación de las masas forestales de la isla.

Presenta una longitud de unos 160 km y un ancho medio de entre 3 y 4 m. Las pistas que la componen no presentan pavimentación, sino una leve compactación de la explanada complementada ocasionalmente con el aporte de material granular que alargue su vida útil.

Los fenómenos erosivos ocasionan anualmente un deterioro importante y constante de las pistas forestales alterando su funcionamiento e impidiendo la correcta ejecución de las obras y actividades asociadas a las masas forestales presentes en la isla.

Las actuaciones de mantenimiento son de gran importancia para los espacios naturales de la isla, debido a que son las vías por las que acceden los medios para la lucha contraincendios, así como para la realización de los tratamientos silvícolas y de repoblación forestal.

Los trabajos necesarios para la mejora de la pista forestal objeto del proyecto se pueden clasificar en dos tipos:

1.-obras de mejora de la plataforma, estas labores son las que están encaminadas a la restitución de la plataforma de rodadura que haya quedado deteriorada por el efecto de las lluvias, del tránsito de vehículos, los desprendimientos o el abandono. El objetivo fundamental es que los medios contraincendios (mecánicos y humanos) y los vehículos todo-terreno del personal de medio ambiente puedan circular sobre la pista sin sufrir riesgo de deslizamiento.

2.- obras de construcción y/o reparación de infraestructuras auxiliares. En el mantenimiento de las pistas forestales cobra importancia la ubicación, construcción y la conservación de las infraestructuras auxiliares: cunetas, pasos de agua y muros de contención.

Como consecuencia de los procesos erosivos y la acumulación de sedimentos y otros materiales, muchas de las infraestructuras existentes se encuentran en mal estado y deben ser objeto de mejora.